El factoring y el confirming

El factoring y el confirming son dos soluciones financieras tanto para autónomos como para empresas. Por medio de estos sistemas se puede obtener financiación de forma rápida y segura.

Podríamos decir que estas dos soluciones financieras son, cada una de ellas, la cara de una moneda. Conozcámoslas más detenidamente.

Factoring

Podríamos traducir esta palabra al castellano como el anticipo de las facturas. Este tipo de solución financiera es muy utilizada por empresas y autónomos. Permite a los interesados obtener liquidez inmediata mientras espera que lleguen sus pagos. Se trata de un crédito comercial a corto plazo cuya devolución está asociada a una factura. Por ejemplo, aquella empresa cuyos clientes pagan a tres meses y necesitan el importe del trabajo realizado lo antes posible, pueden acudir a su entidad financiera y solicitar una adelanto de dicha factura. De esta manera podrá disponer del capital de manera inmediata para hacer frente a los pagos que tengan pendientes. Desde el abono de sueldos a el pago a los proveedores.

El banco que ofrece este crédito se convierte desde ese momento en el propietario de la factura. Este se asegura de adelantar el capital y hereda el pago pendiente de la empresa. Por tanto ellos se encargan de controlar al cliente para que abone el pago.

De esta forma una factura emitida a un cliente se convierte de manera inmediata en dinero efectivo a través del banco. Sin necesidad de esperar a los plazos de pago. Este servicio no solo consiste en adelantar el capital, sino que además lleva asociada una garantía de pago. Es decir, que si el cliente incumple su parte con la empresa que ha emitido la factura, es el banco el que hereda la deuda.

Confirming

El confirming es similar al factoring puesto que el banco actúa como intermediario. En este caso, sin embargo, el confirming se encarga de adelantar los pagos a los proveedores. En este caso la entidad financiera que gestiona el confirming adelanta los pagos a los proveedores y se encarga de que todas las facturas que estos hayan emitido a las empresas sean debidamente cubiertas.

En este caso la entidad financiera puede ofrecer al proveedor el pago anticipado de los trabajos facturados. Sin necesidad de que tenga que esperar el plazo estipulado con la empresa que le paga.

¿Qué diferencias hay entre el factoring y el confirming?

Aunque los dos métodos permiten el pago de facturas de manera inmediata, en esencia son muy diferentes. Quizá las principales diferencias entre ambos métodos de pago sean las siguientes:

  • Obtener liquidez. El factoring sirve para cobrar anticipadamente una factura que una empresa ha emitido a su cliente. El confirming, sin embargo, es un método de cobro por adelantado. Mientras que el primero se realiza sobre los clientes, el segundo se aplica sobre los proveedores. Podemos decir que el factoring es un sistema de cobros y el confirming un sistema de pagos.
  • Diferentes beneficiarios Aunque ambos sistemas sirven para obtener liquidez, quien la obtiene es una empresa diferente. Mientras que el factoring ofrece liquidez inmediata a la empresa que emite la factura, el confirming sirve para ofrecérsela al proveedor que hace trabajos para dicha empresa.
  • Mayor capacidad de negociación. Ambos sistemas ofrecen mayor capacidad de negociación a clientes y proveedores. Mientras que con el factoring la empresa puede tener una mayor capacidad de maniobra a la hora de negociar, pues el banco le adelantará la factura, con el confirming sucede lo mismo pero de cara al proveedor. Le da la capacidad a la empresa de una mayor negociación con el proveedor puesto que le está asegurando el pago inmediato.

Comments are closed.

Llámenos
Contáctenos