El salario mínimo interprofesional de España (SMI) es el 4º más bajo de Europa

Por desgracia el salario mínimo interprofesional (SMI) en España es hoy en día el 4º más bajo de Europa en función de la productividad. De hecho este SMI sigue sin llegar al 60 % del salario medio del país. Tal y como se establece en la Carta Social Europea. Una anomalía que parece que el Gobierno no tiene ninguna prisa en corregir. A pesar de que CCOO y UGT han reclamado por activa y por pasiva que esta anomalía histórica se corrija, no se está dando ningún paso para evitar que esta irregularidad se siga manteniendo en el tiempo.

La única mejora que se ha registrado durante el año es incrementar el SMI durante el año en curso a 707 € frente a los 655 € que estaban estipulados hasta entonces. Una subida insuficiente que el PSOE acordó con el Gobierno. Sin embargo esta cantidad irrisoria no permite a los españoles cumplir su derecho a una remuneración digna como ciudadanos de un estado miembro de la UE. No hay que olvidar que estos 707 € ni siquiera llegan a cubrir el 60 % del salario medio del país. No es de extrañar que España, poco a poco, se vaya convirtiendo en uno de los países de la Unión Europea (UE) con más trabajadores pobres.

El SMI de España ha generado una anomalía histórica

Según la Carta Social del Comité Europeo de Derechos Sociales “todos los trabajadores tienen derecho a una remuneración suficiente que les proporcione a ellos y a sus familias un nivel de vida digno”. De ahí que la cuantía del SMI en Europa se fije en un 60 % en relación al salario medio que se establece en cada país. Este baremo se regula en función de la productividad que tienen aquellos países que disponen de un salario mínimo.

En el caso de España el SMI es el 4º menor de toda la UE en relación a su productividad. Es decir, que aunque la economía mejora y se está registrando un crecimiento económico del que el Gobierno no para de hacerse eco, este no se reparte equitativamente entre todos los ciudadanos. De hecho los trabajadores con sueldos más bajos se ven completamente penalizados y no disponen de la capacidad suficiente como para poder llegar a fin de mes con sus salarios.

Ante esta situación los sindicatos mayoritarios españoles han vuelto a solicitar que se resuelva de una vez por todas la diferencia tan bochornosa que existe entre el SMI de España y el resto de países de la UE. Igualmente solicitan que, ya que tanto se insiste desde el Gobierno en esa recuperación económica, por lógica esta debería verse reflejada en los salarios. CCOO y UGT no paran de recordar que los ajustes en salarios que se han realizado durante toda la crisis se han cebado sobre todo en los sueldos más ajustados repercutiendo de manera muy negativa en la economía global de nuestro país. La recuperación no puede basarse únicamente en favorecer a los empresarios y dejar a los trabajadores sin capacidad de llegar a fin de mes.

Según estos sindicatos es imprescindible ajustar el SMI antes de que se cierre el año. Los 707 € establecidos hoy en día no se acercan ni por asomo al 60 % del salario medio del país.

Comments are closed.

Llámenos
Contáctenos