Vender casas: un método alternativo para completar la pensión

Hace algunos años era bastante habitual invertir en ladrillo. Muchos utilizaban esta técnica para recuperar el precio con la venta de la vivienda pasados unos años. Hoy en día otros tantos se animan a comprar con la intención de alquilar y obtener beneficios. Sin embargo las aseguradoras ofrecen otra opción: vender casas como método alternativo para completar la pensión. Según las aseguradoras es una manera fiable de obtener una renta vitalicia que nos permita mejorar la pensión pública cuando llegue el momento. Y si es que para entonces sigue existiendo.

La apuesta de las aseguradoras: vender la casa para completar la pensión

La apuesta de las aseguradoras es un poco diferente a la visión que tenemos normalmente de este tipo de inversiones. Según los expertos una forma de disfrutar de una renta vitalicia durante nuestra jubilación es vender casas libres de cargos. En vez de tener que dedicarnos a alquilar la idea es hacer líquida la inversión llegado el momento del retiro. De esta manera podremos disponer de ingresos continuados hasta el fallecimiento.

Esta idea ha sido expuesta ante la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados por parte de Unespa e Inverco.

¿Una propuesta novedosa?

Lo cierto es que no. Esta idea ya estaba prevista en la última reforma del IRPF. De hecho en dicha reforma se establece que los mayores de 65 años están exentos de pagar impuestos por ganancias patrimoniales sobre los primeros 240.000 €. Siempre y cuando este importe se reinvierta en rentas vitalicias.

Sin embargo se trata de una opción muy poco explotada y de la que la mayor parte de los españoles no están informados. De ahí que las aseguradoras crean necesario implementar la información al respecto y aumentar la exención de impuestos sobre los primeros 400.000 € e incluso 500.000 €. De esta manera los nuevos jubilados podrían disponer de una pensión digna gracias a sus propiedades.

¿Cómo convertir una vivienda en renta vitalicia?

Tal y como explican las aseguradoras el método es sencillo y ha de tener en cuenta la última reforma del IRPF. Lo ideal sería realizar la venta del inmueble y acudir directamente a una aseguradora.

A partir de ahí la aseguradora se encargará de prorratear tanto el valor de la vivienda como la rentabilidad que se obtenga con la venta en relación a la esperanza de vida del usuario. De este modo la aseguradora ofrecerá un suplemento mensual, o como se acuerde con el cliente, para poder completar la pensión pública.

Según las aseguradoras esta modalidad de rentas en función de la liquidación es mucho más segura que las hipotecas inversas. Ya que desde el primer momento se conoce el capital con el que se cuenta y se divide de forma homogénea en función de la esperanza de vida del cliente.

Según Inverco para que esta opción resulte atractiva es necesario que cuando el cliente comience a percibir la prestación se haga una tributación de tipo marginal en el IRPF en cuanto a las aportaciones y un tipo mínimo para los rendimientos que generará esta base de ahorro.

Unespa por su parte advierte que esta propuesta ha de regularse adecuadamente. Ya que podría provocar una venta masiva de viviendas en momentos concretos que afectaran de manera negativa al mercado inmobiliario hasta distorsionarlo.

Comments are closed.

Llámenos
Contáctenos