Hoy en día, podemos afirmar con total seguridad que es posible obtener financiación gracias al capital privado. Lo más usual siempre ha sido recurrir a un préstamo de tipo bancario pero las actuales circunstancias de crisis financiera han hecho que éstas entidades hayan endurecido sus requisitos para poder optar a cualquier tipo de financiación.

 

Financiación gracias al capital privado

 

La financiación gracias al capital privado permite a muchas personas y familias obtener la cantidad necesaria de dinero para poder hacer frente a multitud de problemas y de gastos que suelen presentarse sin previo aviso cuando nadie se lo espera. Nuestra empresa de capital particular puede financiar a muchos de sus clientes gracias a los fondos provenientes del capital privado; podemos conceder créditos con la única condición de una garantía que puede ser de cualquier tipo o naturaleza.

 

De esta forma, el cliente puede obtener su dinero avalando con una propiedad inmobiliaria, un vehículo, colecciones de arte, etc. cualquier objeto que tenga el valor suficiente para obtener la cantidad precisa es válido para optar a nuestros créditos particulares; la única exclusión son las joyas, pero existe un gran número de posibilidades para que el cliente no se quede sin su préstamo particular.

 

Cualquiera de los usuarios de nuestros servicios puede optar por una cantidad que puede llegar hasta el 20% de la garantía y esto está en estrecha relación con la calidad que tengan las propiedades que avalen los préstamos.

 

En cuanto a los bienes inmuebles que sean garantías de nuestros créditos, estos deben tener una condición muy importante para poder avalar los créditos de capital privado. Han de estar libres de todo tipo de cargas o hipotecas y pueden ser válidos los pisos, casas, locales, etc. no aceptamos solares, canteras o terrenos.

 

Estos créditos que proporcionamos al usuario tienen la ventaja de que se conceden en un plazo de tiempo muy reducido, en menos de 72 horas el cliente puede hacer uso de su dinero en efectivo y esto lo conseguimos gracias a que nuestros profesionales se ocupan de la mayor cantidad de trámites posibles.

 

De hecho, si cliente precisa una cantidad reducida es posible concederle un préstamo mínimo de €3000; todos los créditos se pueden pagar de forma muy flexible en como dicen las cuotas que podrán ser mensuales, trimestrales, semestrales, incluso anuales.

 

Para nosotros es muy importante que el consumidor no se vea agobiado por una carga económica más y por ello facilitamos en la mayor medida posible el pago de las cuotas de nuestros créditos.

 

Todos los acuerdos que se realizan sobre nuestras operaciones de financiación se firman ante la presencia de un notario. Este es un trámite legal que otorga mayor solidez a nuestras actividades y estas firmas notariales se pueden efectuar en cualquier punto de España, ya que cubrimos todo el territorio nacional incluidas las Islas Canarias y Baleares. Esto es muy importante para aquellos clientes que no se puedan desplazar a otra  localidad.

 

Para concluir, le informamos que nuestra actividad financiera esta regulada por el ministerio de Sanidad y Consumo y todo aquello que realizamos se enmarca dentro de las leyes concernientes al préstamo y la financiación en nuestro país. Los clientes, por lo tanto, pueden confiar plenamente en nuestros profesionales y sentirse seguros en nuestras manos.