Por qué es necesario contratar un seguro junto con un préstamo hipotecario

Durante la firma de una hipoteca o un crédito o préstamo hipotecario es obligatorio también suscribir un seguro que proteja la vivienda que avala la operación. Con la entrada en vigor de la Ley 5/2019, se introdujeron cambios en lo que respecta a la contratación de productos vinculados al contrato de préstamo principal, con el objetivo de, entre otras cosas, evitar el sobreendeudamiento del cliente. En este artículo vamos a explicarte porque es obligatorio contratar un seguro para la vivienda cuando firmamos un préstamo hipotecario, qué opciones tienes y qué tipo de coberturas estás obligado a contratar.


Los productos vinculados a los préstamos hipotecarios

El artículo 17 de la Ley 5/2019 que regula la práctica de ventas vinculadas y combinadas específica claramente en su apartado primero que queda específicamente prohibida la venta de productos vinculados al préstamo principal con la excepción de los siguientes supuestos:

  • Cuando se demuestre que el producto que se vende de forma vinculada representa un beneficio directo para el prestatario.
  • Los prestamistas o intermediarios están en el derecho de exigir al prestatario que suscriba una póliza de seguro para poder cumplir con las obligaciones del contrato de préstamo que le están vendiendo.
    • Este seguro está pensado para cubrir los daños respecto al inmueble en el que está basado la hipoteca o crédito inmobiliario.
    • El prestamista deberá aceptar las pólizas alternativas que el prestatario ponga a su disposición, y es este último quién tiene la última palabra sobre el tipo de póliza que quiere contratar.
  • El prestamista también tiene derecho si así lo desea a que el prestatario vincule el préstamo a su pareja o pariente consanguíneo más cercano.

Cuántos seguros son obligatorios y cuáles son recomendables

seguros para prestamos hipotecarios

La nueva normativa deja claro que el prestamista tiene derecho a exigir un seguro que proteja la vivienda que avala el préstamo (seguro que con toda probabilidad el prestamista exigirá) pero también da derecho al prestatario a que contrate el seguro con la compañía que considere más oportuna sin que eso suponga un empeoramiento de las condiciones de devolución.

Además, en el caso de las hipotecas y las entidades bancarias, también es muy común que se exija la contratación de un seguro que cubra el pago de las cuotas en caso de fallecimiento del prestatario.

A continuación vamos a ver y repasar qué seguros son obligatorios y opcionales para la contratación de un préstamo hipotecario.


El seguro básico de hogar

Este es el único de los seguros que obligatoriamente debemos contratar para la firma de un préstamo hipotecario.

La normativa dice que el inmueble que se utilice como aval hipotecario debe contar con una póliza de seguro que cubra los daños que ese inmueble pueda sufrir, cubriendo el riesgo de incendio y de daños a bienes.

El producto más habitual que se suele contratar en este caso es un seguro genérico multirriesgo para el hogar en el caso de que la propiedad que avala la operación sea una vivienda.

Además, el prestamista en ningún caso está autorizado a cobrar una comisión por el estudio de diferentes opciones de pólizas que el prestatario le presente, así como el cliente tampoco puede ver empeoradas las condiciones de devolución del préstamo hipotecario por el hecho de contratar un seguro por su propia cuenta.


El seguro de vida vinculado al préstamo hipotecario

Es una opción de seguro complementario a la que suelen acogerse muchos firmantes.

Este tipo de seguro cubre el pago de todas las cuotas pendientes en caso del fallecimiento del firmante, para que la deuda no pase a los herederos.

Dicho de otro modo: en el caso que el cliente fallezca sin haber terminado de pagar todas las cuotas del préstamo el seguro de vida se hará cargo de ellas y la operación se dará por liquidada sin que los herederos tengan que hacer frente a la deuda ni pierdan el inmueble.


Otros seguros complementarios

seguro de vehiculo hipoteca
El seguro de vehículo se puede ofrecer como un complemento

También es muy habitual que los prestamistas ofrezcan otros seguros complementarios cómo pueden ser seguros de protección de pagos (en el caso de que el prestatario se quede sin trabajo y no pueda hacer frente a las cuotas) seguros de salud (que cubrirían los gastos hipotecarios en el caso de invalidez) o incluso seguros de vehículo.

Sin embargo recuerda que el único que es obligatorio para la contratación de un préstamo hipotecario es el seguro de protección básico del inmueble.

Comments are closed.

Llámenos
Solicitar ya