El capital privado es la alternativa por excelencia a la financiación tradicional.

La mayoría de las situaciones de falta de liquidez a nivel personal o empresarial tienen solución mediante préstamos privados, en donde la estrategia se convierte en la mejor arma para encontrar el camino hacia nuestra libertad financiera. 

Solicitar financiación sin compromiso

Rapidez

Transparencia

Legalidad

Privacidad

Consultoría financiera

Consultoría
financiera

Asesoramiento financiero de la economía familiar y de empresa

Reunificación de deudas

Reunificación
de deudas

Reunificamos todas sus deudas en una única cuota

Préstamos con Rai o Asnef

Préstamos
con Rai o Asnef

Concedemos financiación aún estando en listados de morosidad

Préstamos para empresas

Préstamos para
empresas

Financiación privada para pymes y grandes empresas

Cancelamos embargos y subastas

Cancelamos
embargos y subastas

Solucionamos sus embargos y paralizamos subastas

Préstamos para herencias

Préstamos
para herencias

Le adelantamos el dinero para que pueda aceptar su herencia

Préstamos para reformas

Préstamos
para reformas

Le concedemos financiación para la reforma de su hogar o negocio

Préstamos para taxistas

Préstamos
para taxistas

Financiación privada con la garantía de licencias de taxi

Estás a un paso de conseguir tu libertad financiera

¿Qué son los préstamos de capital privado?

Qué es el capital privado
Qué es el capital privado

El capital privado es una vía de financiación ajena a la financiación bancaria y a los organismos de financiación que dependen directa o indirectamente de la administración.

La financiación privada o préstamos de capital privado es la opción a la que acuden muchas empresas, particulares y autónomos que necesitan acceder a liquidez pero no pueden o no quieren hacerlo a través de alguna de las vías anteriores (bancos e instituciones gubernamentales o semi gubernamentales).

Históricamente la financiación privada siempre se ha asociado a los préstamos privados concedidos por grandes fondos de inversión y a agentes e instituciones con capacidad de financiación muy elevada, pero actualmente también existe la financiación a través de capital privado basada en la figura del prestamista particular. Este tipo de inversor es el que da financiación a otros particulares y a pequeñas empresas a nivel individual, pero también puede financiar grandes proyectos si pone su dinero junto al de varios inversores o prestamistas particulares.

La gran flexibilidad de los préstamos privados para financiar proyectos de todo tipo y envergadura ha hecho que el capital privado se haya convertido en una de las opciones de financiación más utilizadas cuando no se puede o no se quiere acudir a una entidad bancaria u organismo nacional o supranacional.

¿Por qué acudir al capital privado?

Por qué acudir al capital privado
Por qué acudir al capital privado

Existen muchos perfiles de clientes distintos que acuden al capital privado (particulares, empresas, autónomos…) pero en el 90% de los casos suelen optar por la financiación a través de capital privado por dos razones distintas. Estas dos razones son las siguientes:

  • Cuando el banco no nos da financiación. Las entidades bancarias exigen unas condiciones muy específicas que se deben cumplir y que son innegociables si queremos acceder a sus planes de financiación. Si por ejemplo estamos ya devolviendo otros préstamos, no podemos justificar el uso que queremos dar el dinero, tenemos deudas pendientes por las que se nos ha incluido en un fichero de morosos, la cantidad que queremos solicitar es muy elevada o no cumplimos con alguno de los estándares que el banco exige a nivel de morosidad o documentación que presentamos, nuestra solicitud de préstamo se verá denegada. Muchos clientes acuden al capital privado cuando ya han sido rechazados por una o varias entidades bancarias.
  • Cuando necesitamos el dinero de forma urgente. Además de cumplir con los requisitos que el banco exige, el proceso de estudio que la entidad lleva a cabo se retrasa como mínimo durante varias semanas. En muchos casos ese periodo es demasiado largo (porque el dinero se necesita en cuestión de días). Dado que los tiempos de respuesta a una solicitud de financiación a través de capital privado no se suelen demorar más de 72 horas, muchos clientes acuden a esta opción de financiación cuando necesitan ver confirmada su solicitud de préstamo en cuestión de horas o días.

¿Para qué sirve el capital privado?

Para qué sirve el capital privado
Para qué sirve el capital privado

Si acudimos a una entidad bancaria deberemos justificar la razón para solicitar un préstamo, pero el capital privado nos permite ser mucho más flexibles en cuanto a decidir el destino que queremos darle al dinero que solicitamos. Por esa razón los préstamos de capital privado se utilizan para gran variedad de situaciones.

Para financiar obras y reformas

Aunque los préstamos para reformas y obras son uno de los productos más comunes en cualquier entidad bancaria, el banco seguramente nos pedirá información relevante a la envergadura de las obras, la duración y quién va a realizar los trabajos. También necesitará documentación relativa a los permisos (en el caso de que los necesitemos) y seguramente tendremos un límite de cantidad que podremos solicitar.

A través del capital privado podemos financiar reformas en nuestra vivienda de forma fácil, rápida y por la cantidad que queramos (aunque en nuestro caso exigimos cantidad mínima y una cantidad máxima que depende del tipo de aval que el solicitante ofrezca. Ver apartado de “requisitos” para más información).

Para reunificar deudas

Aunque puede parecer ilógico muchas veces un problema de sobreendeudamiento se soluciona pidiendo otro crédito. Operativa y administrativamente es mucho más simple devolver un solo préstamo que devolver varios por cantidades distintas.

Además, en la mayoría de ocasiones cada uno de los préstamos tienen sus comisiones y gastos inherentes y que son independientes de los demás, además de tener cuotas y vencimientos distintos que nos acaban traspapelando el calendario financiero personal o de nuestra empresa.

Solicitar un préstamo para liquidar varios préstamos y centrarnos en una única deuda muchas veces es la solución definitiva para muchos particulares, autónomos y pequeñas empresas.

Para cancelar embargos y subastas

La normativa que regula los procesos de embargo y subasta da el derecho al deudor a solicitar una comparecencia con el acreedor si es para negociar un plan de pago, comparecencia que automáticamente implica una paralización de todo el proceso. Si no se llega a un acuerdo el proceso de embargo y subasta sigue adelante, pero si acordamos un plan de pago con el acreedor automáticamente el embargo y la posterior subasta quedan congelados.

A través del capital privado podemos conseguir préstamos para cancelar embargos y pagar las deudas que nos han llevado a ese proceso de embargo y subasta a nivel personal o para nuestra empresa en menos de una semana. Esta operativa es totalmente imposible realizar a través de la entidad bancaria.

Para financiar proyectos inmobiliarios

Otras de las operaciones de financiación más conocidas que puedes encontrar en cualquier entidad bancaria son los préstamos para trabajos de construcción o proyectos inmobiliarios.

El problema de acudir a una entidad bancaria es que necesitamos aportar muchísima documentación, (el banco querrá asegurarse de que los trabajos cumplen la normativa) y seguramente querrá controlar cómo se realizan dichos trabajos para poder incluir la promoción dentro de su división especializada en inmobiliaria (división empresarial que todos los bancos actualmente tienen).

Si queremos más flexibilidad para llevar a cabo los trabajos en nuestra promoción inmobiliaria y no depender directamente de la entidad que nos presta el dinero, acudir al capital privado es una opción muy a tener en cuenta.

Para poder aceptar herencias

Aceptar una herencia es un círculo vicioso fiscal y administrativo en el que muchas personas se ven atrapadas sin encontrar una fácil salida. La problemática es que para aceptar una herencia deben pagarse y liquidarse ciertos impuestos y tasas por adelantado, pero si no disponemos del dinero para liquidar esas tasas no podemos acceder a la herencia que nos corresponde. 

De este modo se entra en la problemática de causa-efecto siguiente:

  1. Tengo derecho a una herencia
  2. Pero no puedo aceptar dicha herencia porque no tengo dinero para hacerlo
  3. tampoco puedo pedir un préstamo avalado con la herencia porque dicha herencia todavía no es mía.

Si acudes a una entidad bancaria la única solución que te ofrecerán será la de solicitar un préstamo personal para poder aceptar la herencia (y esperar a que nos lo concedan), pero si no podemos o no queremos acudir a un banco, el capital privado es la solución más directa para superar los mencionados obstáculos de financiación de una herencia mediante nuestros préstamos para herencias.

Ventajas del capital privado

Ventajas del capital privado
Ventajas del capital privado

Como hemos dicho anteriormente una entidad bancaria quiere saber la razón por la que solicitamos financiación con ellos, si estamos ya devolviendo otros préstamos y el nivel de ingresos del que disponemos. Toda esta operativa (junto con la necesidad de reunir una gran cantidad de documentación) retrasa mucho los trámites.

Los prestamistas especializados en capital privado juegan con la ventaja de esas necesidades burocráticas de la banca para poder atender a los clientes que son rechazados.

Las ventajas de financiarse a través del capital privado a diferencia de hacerlo con los bancos son las siguientes.

Rapidez en los trámites

Solicitando financiación de capital privado tenemos una respuesta a nuestra solicitud de préstamo en menos de 48 horas (2 días hábiles) de media. Los asesores en la concesión de dinero rápido tan solo necesitan saber la cantidad que necesitamos, la información relativa sobre el inmueble que utilizamos como aval y una descripción aproximada de nuestra situación económico-financiera (préstamos que estamos devolviendo, nivel de endeudamiento…). Un banco o una institución que dependa de la administración solicitará gran cantidad de documentación y tardará varias semanas en estudiarla toda.

Transparencia en la operativa

Aunque el capital privado tiene fama de ser agresivo e inflexible con los deudores la realidad es totalmente distinta. En nuestro caso NUNCA damos financiación si vemos que la operación es totalmente irrealizable o que el deudor va a acabar perdiendo irremediablemente el inmueble que nos deja como garantía (todas nuestras operaciones son de aval hipotecario, consulta el apartado de «requisitos» para más información).

Al realizar el estudio de la solicitud somos transparentes, claros y directos con el solicitante: si su situación financiera no lo permite, no disponemos del tiempo necesario para poder dar financiación o su nivel de endeudamiento es extremadamente elevado nunca daremos financiación. Nuestra intención es siempre aportar soluciones a un problema existente, nunca agravar ese problema en nuestro beneficio.

No importa ASNEF o RAI

Nosotros podemos conceder préstamos con asnef ya que no importan los registros e historial de morosidad siempre que el endeudamiento del solicitante no sea extremadamente elevado. En cambio aparecer registrado en ASNEF o RAI es un obstáculo insalvable cuando solicitamos financiación a través de una entidad bancaria.

Operativa 100% online

Toda nuestra operativa se realiza a través de nuestro sitio web y de forma teléfonica, sin que el solicitante tenga que desplazarse fuera de su ciudad en ningún caso. Los únicos desplazamientos que deberán realizarse son los relativos a la documentación con el Registro de la Propiedad, tasación del inmueble que avala la operación e ir al despacho del notario que el cliente elija (levantar acta notarial por el contrato de préstamo y firmarla también se realiza de forma telemática).

Financiación privada 100% regulada

Trabajamos bajo el paraguas de la ley 5/2019, la misma Ley que regula y marca el procedimiento bajo el que se ofertan, estudian y firman los préstamos hipotecarios que entrega la banca (nuestros préstamos de capital privado son de aval hipotecario, consulta del apartado de requisitos para más información).

¿Cómo solicitar un préstamo de capital privado?

Ya que toda nuestra operativa se realiza de forma telemática se puede iniciar una solicitud de financiación de capital privado poniéndose en contacto con nosotros a través de nuestro formulario, nuestro correo electrónico o nuestro teléfono. En cualquiera de los tres casos anteriores un consultor se pondrá en contacto con el solicitante de forma telefónica casi inmediatamente.

Cómo solicitar un préstamo de capital privado
Cómo solicitar un préstamo de capital privado

Capital privado en toda España