Los préstamos para promotores nos brindan la opción de obtener financiación para poder hacer inversiones de tipo inmobiliario, ya sea para el inicio de una construcción o promoción, para poder finalizarla, o para la rehabilitación de un inmueble. Para poder obtener dicha financiación, podemos hacerlo mediante financiación de tipo bancario o a través de financiación privada. Si bien antes los préstamos bancarios eran mucho más fáciles de obtener, en la actualidad se han endurecido las condiciones para su aprobación, cediendo más protagonismo a la financiación privada.

Un ejemplo es la financiación privada a través de CapitalPrivadoMB.com, que dispone de mucha experiencia  en este tipo de inversiones.


Préstamos para promotores

prestamos para promotores
Préstamos para promotores

Los proyectos inmobiliarios son inversiones muy complejas, ya que pasan por muchas etapas distintas y cada una de estas etapas requiere de un tipo de  inversión distinta en cuanto a sus plazos y enfoque.

Durante el transcurso de las obras, el proyecto puede verse afectado por falta de financiación o inversión, aplazamiento de los pagos por parte de los proveedores, crisis y otros factores que pueden condicionar los trabajos hasta el punto de que el promotor no tenga liquidez suficiente para seguir invirtiendo.

Aquí es donde entran en juego los préstamos para promotores, destinados a aquellos que necesitan una financiación extra para poder acabar de construir su proyecto o bien para finalizar una promoción inmobiliaria.

Este tipo de financiación nos permite acatar el calendario del proyecto, es decir, cumplir con los plazos, y seguir con el compromiso que tenías con los inversores y posibles compradores, que se habían interesado anteriormente por el proyecto.

Préstamos para promotores con capital privado

Hace ya algunos años, la financiación bancaria era la opción más rentable para que los promotores consiguieran crédito suficiente para finalizar sus proyectos, gracias a la facilidad que nos otorgaba la banca para obtenerlos.

No obstante, este escenario ha cambiado por completo, pues las entidades bancarias tienen unas condiciones mucho más estrictas para conceder dichos préstamos y, además, ni ofrecen un retorno suficiente de la inversión ni las actuales inversiones inmobiliarias tampoco aseguran la obtención de una alta rentabilidad como hace 10 años atrás. Esta es la principal razón por la que muchos proyectos se han quedado paralizados.

No obstante, estos sucesos dieron paso a la financiación privada. Nuestra mejor alternativa en caso de que el banco no quiera concedernos un préstamo es CapitalPrivadoMB.com, una extensa red online que dispone de miles de prestamistas privados que pueden aportar la liquidez que te hace falta para poder finalizar tu promoción inmobiliaria, sacándole el máximo rendimiento.


Préstamos para finalizar obras

Los préstamos procedentes de capital privado que se conceden para poder finalizar obras difieren de los otorgados por la banca, ofreciéndonos una serie de ventajas. Seguidamente, veremos de forma más detallada los pros y los contras de ambos tipos de financiación.

Prestamos para promotores mediante bancos

El principal beneficio de conseguir financiación por parte de una entidad bancaria, es que tendremos unos intereses menores y la cantidad de aval será menor. Otra ventaja a tener en cuenta es que la mayoría de bancos cuentan con una subdivisión que está especializada en el sector  inmobiliario, por lo que cuando finalicemos nuestra promoción podremos tener acceso a esta base de datos de posibles inversores y compradores. Por el contrario, será prácticamente imposible conseguir este crédito si tenemos deudas anteriores o nuestra promoción inmobiliaria no presenta un rendimiento acorde con las exigencias del banco.

Prestamos para promotores mediante financiación privada

Si el banco no nos concede el préstamo que necesitamos para finalizar nuestro proyecto, la mejor opción es acudir a la financiación privada. Hay que tener en cuenta que los intereses que deberemos pagar serán superiores a los de la entidad bancaria, pero, asimismo, las condiciones para devolver dicho crédito serán mucho más flexibles. Eso se debe a su rapidez de respuesta y a un nivel de exigencia menor en cuanto al retorno de la inversión o el desarrollo de los proyectos. Es, sin lugar a dudas, la solución perfecta para conseguir liquidez de manera inmediata si no cumplimos los requisitos que nos piden las entidades bancarias.


Financiación para proyectos inmobiliarios

Financiación para proyectos inmobiliarios
Financiación para proyectos inmobiliarios

Los préstamos para promotores también pueden integrar la compra de inmuebles y financiación de los proyectos de promoción inmobiliaria. Es importante saber que los préstamos para promotores  se pueden dividir en tres tipos, en función de que se trate de arrancar el proyecto desde cero, de financiar alguna de las fases intermedias o  de la continuación de un proyecto que se encuentra actualmente paralizado.

Préstamos para la compra y puesta en marcha inmobiliaria

Este tipo de préstamos son los que nos permiten adquirir terrenos no urbanizados con la finalidad de iniciar una promoción. Esta financiación otorga un margen de acción bastante limitado si solo sirven para la adquisición y nada más. Además, no dotan al promotor de recursos suficientes para llevar a cabo el desarrollo de los trabajos. Por ello, una vez efectuada la compra del terreno, deberá buscar liquidez para realizar dichos trabajos y, al mismo tiempo, pagar las cuotas del préstamo. Los préstamos para adquisición inmobiliaria no suelen ser muy comunes.  

Préstamos para el desarrollo de trabajos

Este tipo de préstamos se conceden para que el promotor pueda efectuar trabajos en la propiedad o terreno que ha comprado. Suele tratarse de trabajos como nivelación del terreno, topografía, mejora de los caminos, así como el abastecimiento del agua corriente. A su vez, este préstamo te permitirá pagar las cuotas del préstamo de adquisición del terreno.

Préstamos para construcciones y/o reformas

Estos préstamos tienen como finalidad la financiación para la construcción o reforma de un proyecto inmobiliario. Usualmente, el promotor recibe el dinero de forma periódica, ya sea mensual o trimestralmente dependiendo de si el proyecto avanza o no. Es un método muy común para que los prestamistas tengan la seguridad de que se cumplen los plazos y, consecuentemente, la finalización de la obra se hará según lo previsto. A parte de verificar que se trabaja según los plazos, también sirve para conocer en qué momento se obtendrán rendimientos.  


Conseguir préstamos a través de prestamistas particulares

Conseguir préstamos a través de prestamistas particulares
Conseguir préstamos a través de prestamistas particulares

CapitalPrivadoMB.com fundamenta toda su operativa en los préstamos hipotecarios. Dicho en otras palabras, cualquier operación de financiación debe avalarse a través  de una propiedad inmobiliaria.

En los préstamos para promotores, se puede obtener la financiación siempre y cuando el solicitante proporcione como garantía una propiedad ajena a la que se desea financiar.

Otra forma de aval, es la entrega de una coparticipación al prestamista que nos proporciona la liquidez, aunque no trabajamos de esta forma. Veamos más detenidamente cuáles son los requisitos para obtener un préstamo promotor de la mano de CapitalPrivadoMB.com .

Disponer de propiedad inmobiliaria

Es necesario tener otra propiedad inmobiliaria ajena a la que hay que financiar. Se trata de un requisito indispensable para poder solicitar un préstamo para promotores.

Para verificar dicha información, el solicitante tendrá que hacer entrega de una copia simple del Registro de la Propiedad, donde se plasman todos los datos necesarios del inmueble que servirá como aval. Otra opción es enviar los datos exactos del inmueble para que nosotros mismos solicitemos dicha nota simple. Posteriormente, un perito se encargará de tasar el valor del inmueble, y nunca se entregará una cantidad superior al 30% de la tasación.

Solicitar mínimo 20.000 euros

No existe un importe máximo al que puede acceder el solicitante del préstamo, ya que este depende exclusivamente del valor obtenido por la tasación de la vivienda. Por ello, cuanto más alto sea dicho valor, mayor será el dinero que podremos obtener mediante el préstamo.

No obstante, fijamos una cuantía mínima de 20.000€, para así poder mantener el interés en un rango muy competitivo respecto el resto de entidades de financiación privada y, a su vez, un interés muy similar al que nos ofrecen las entidades bancarias. Todos nuestros préstamos tienen un tipo de interés que oscila entre el 9 % y el 12%. El porcentaje exacto de interés está siempre sujeto a condiciones específicas de cada operación concreta, como puede ser la duración, la cantidad exacta o la periodicidad de los pagos.

Contacta con nosotros ahora

Si estás buscando una fuente de financiación para finalizar un proyecto o una promoción inmobiliaria y las entidades bancarias no te lo conceden, la financiación de tipo privado puede ser tu vía de escape y solución inmediata.

CapitalPrivadoMB.com  cuenta con una trayectoria de más de 7 años de experiencia en el sector de los préstamos entre particulares, ofreciendo financiación a particulares como autónomos, Pymes y empresas.

Comments are closed.

Llámenos
Solicitar ya