La luna posee un volumen estimado de unos 1.600 millones de toneladas de hielo de agua en sus pueblos además hay abundante cantidad de elementos que son raros en nuestro planeta, e incluso debajo de nuestra superficie terrestre, por ello la luna es un lugar donde la minería podría tener futuro.

 

En la revista Physics World, un escritor científico llamado Richard Corfield comenta de qué manera diversas empresas, que se dedican a los vuelos espaciales sueñan con el aprovechamiento de los recursos lunares y lucrarse de ellos, convirtiendo el árido paisaje de la luna en una excelente fuente de ingresos.

 

A partir de que la NASA decidió disolver sus misiones Apolo tripuladas a la luna, hace ya más de 40 años, desde entonces los vuelos espaciales tripulados han avanzado enormemente, identificándose gran cantidad de suministros de agua en estado helado, todos ellos en los polos norte y sur del satélite.

 

El escritor Corfield piensa que esto es una gran noticia, ya que allí donde existe hielo también hay posibilidad de obtener combustible. La forma de obtenerlo será la siguiente:

 

La firma se Shackleton Energy Company (SEC) ubicada en Texas tiene planes de extraer las grandes reservas de hielo de agua y después transformar las en combustible para propulsar cohetes mediante el hidrógeno y oxígeno, éste será vendida socios espaciales situados en órbita terrestre baja.

 

El director ejecutivo de la compañía, Dale Tietz quién ha comentado que hay un plan para construir una estación de servicio en el espacio, en ella, los combustibles de cohetes serán vendidos a precios más reducidos de lo que supondría el coste de enviarlos desde la tierra.

 

Existe otra empresa dedicada a este sector, denominada Moon Express, compañía privada de recursos lunares, su interés se centra en el uso del hielo de agua como combustible, aunque de una forma distinta. Su plan es el impulso de operaciones y naves espaciales mediante el uso de peróxido de alto test (HTP), este método ya tiene una gran historia como sistema propulsor.

 

La próxima misión de la sonda espacial resulte prospecto, perteneciente a la nasa ya tiene en mente el aterrizaje en el polo sur del satélite y liberar un vehículo todo terreno robotizado que llevaba una batería de instrumentos para permitirle encontrar, mapear y caracterizar el hielo, además de otras sustancias situadas en lugares de sombra de manera casi permanente. Implica utilizar gran cantidad de instrumentos científicos que van a permitir la identificación de sustancias volátiles en el suelo de la luna, por ejemplo, hidrógeno o hielo de agua. Un horno a bordo va a separar los recursos naturales de las muestras recogidas. Esta tecnología va a permitir que el agua y el oxígeno extraídos del suelo, mediante métodos probados por la plataforma experimental sea usado como combustible y soporte vital.

 

Podemos decir en el terreno de los minerales extraños, que China ya está avanzando de manera notable. Consiguió llegar a la superficie lunar en diciembre de 2013 con el aterrizaje de un instrumento conocido como «Conejo de Jade», la agencia espacial china comenta de manera pública que sería posible establecer una base en la luna igual que se hizo en el polo Norte y Sur de la tierra.

 

Ambas partes están interesadas en diversos proyectos lunares y que el satélite sea un punto de apoyo esencial que permita obtener beneficios económicos y el paso del ser humano hacia las estrellas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies