Hoy en día conseguir un préstamo por medio de un banco es más complicado porque estas entidades han endurecido los requisitos necesarios para obtener cualquier tipo de financiación y ahora piden muchas condiciones que en algunos casos no se pueden alcanzar, en cuanto a las empresas de capital privado; estas tuvieron mucho éxito y desarrollo a partir de la crisis financiera porque fueron una de las mejores alternativas para obtener préstamos. Veamos algunas diferencias entre los préstamos bancarios y los de capital privado.

 

Diferencias entre los préstamos bancarios y los de capital privado

 

Conseguir un préstamo en un banco resultará mucho más complicado que en cualquier otra empresa de capital privado, los bancos piden muchas condiciones y no conceden créditos a las personas que estén inscritas en listas de morosos o que no les ofrezcan las suficientes garantías de reembolso del capital prestado. Estas entidades buscan clientes que tengan estabilidad laboral para concederles el crédito que se les pide además obtener dinero es más difícil porque los préstamos no son tan rápidos como en las empresas de capital privado.

 

Nuestra empresa de capital privado proporciona préstamos de manera mucho más rápida y el cliente sólo tiene que reunir una condición, presentar una garantía que puede ser de tipo inmobiliario o de cualquier otra clase, de manera que el usuario podrá obtener su préstamo o crédito aunque se encuentre inscrito en una lista de morosos, no será un inconveniente para nuestra compañía. Se puede obtener un préstamo de capital privado presentando vehículos, colecciones de arte, propiedades inmuebles, etc. la única excepción son las joyas y como vemos, existen muchas opciones disponibles para el cliente.

 

Los préstamos de capital privado que proporcionamos pueden ser de hasta el 20% del valor de la garantía, en el caso de bienes inmuebles estos tienen que reunir una condición súper importante para que puedan ser avales de nuestros créditos. Las garantías inmobiliarias deben estar libres de cargas e hipotecas y aceptamos como válidos pisos, casas, locales, etc. lo único que no es aceptable son los solares, parcelas o terrenos.

 

Otra de las diferencias que presentan los créditos de capital privado es que se puede obtener el dinero de forma muy rápida, en menos de 72 horas el cliente puede tener ingresado en su cuenta corriente el dinero que pidió a nuestra empresa; esto tiene lugar si hemos recibido los documentos necesarios para llevar a cabo los trámites.

 

Debemos hacer énfasis en que nuestras actividades económicas están reguladas por el ministerio de Sanidad y Consumo, de manera que el cliente puede sentirse confiado y tranquilo de estar en manos de profesionales que tienen experiencia y formación sobre temas financieros e inmobiliarios. Además de ello, nos ocupamos de la tasación oficial de la vivienda y podemos llevarla a cabo a precios económicos para los clientes.

 

Los créditos que concede nuestra empresa son a partir de €3000 y se pueden pagar en cómodas cuotas a elección del consumidor, estos plazos pueden ser mensuales, trimestrales, semestrales o anuales. Existe además, la posibilidad de hacer una cancelación anticipada al 0% de penalización siempre que el cliente haya estado con nosotros un año de obligatorio cumplimiento.

 

Otro tema de importancia es la seguridad puesto de nuestra empresa esta regulada por el ministerio de Sanidad y Consumo y nos ajustamos a la normativa vigente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies