Qué es la CIRBE y para qué sirve - Capitalprivadomb

Qué es la CIRBE y para qué sirve

Si estás en medio de un proceso para gestionar un préstamo es probable que te hayas topado en algún momento con el término CIRBE. Sobre todo si has acudido a tu banco de toda la vida. Sin embargo, ¿sabes qué es la CIRBE y para qué sirve? En Capital Privado MB te lo explicamos. Toma nota.

Que es la CIRBE

La CIRBE hace referencia a la central de información de riesgos que ofrece el Banco de España. Esta central se encarga de gestionar una gran base de datos en la cual se encuentra información financiera de gran interés para las entidades encargadas de ofrecer préstamos. Esta base de datos incorpora en su haber todo lo que el prestatario ha de saber sobre el prestamista relativo a créditos, préstamos, avales, etcétera. De esta manera el prestamista obtiene un mayor conocimiento sobre el nivel de riesgo que asume al ofrecer un préstamo a su futuro cliente.

Qué datos figuran en la CIRBE

Como hemos explicado unas líneas más arriba en la CIRBE se pueden localizar datos financieros relativos a personas físicas o jurídicas. Para que aparezca esta información dichas personas deben de disponer de:

  • créditos o préstamos que supere los 6.000 € con una misma entidad. Pongamos un ejemplo para entenderlo mejor. Si un cliente tiene un préstamo personal con el banco de 5.000 € y además una deuda de 1.500 € en la tarjeta de crédito con dicha entidad, esta pella aparecerá registrada en la CIRBE.
  • Aquellos clientes que dispongan de una deuda superior a los 60.000 €. Algo bastante frecuente si tenemos una hipoteca que hemos firmado hace no mucho tiempo. En estos casos se considera que este cliente tiene un riesgo indirecto.
  • Los clientes que hayan tenido que ser avalados para poder hacer frente a algún tipo de préstamo o crédito.

¿Quién puede acceder a la información de la CIRBE?

La información de la CIRBE está abierta para su consulta por parte de todas las entidades financieras. Lo cual permite disminuir el riesgo que se asume cuando llevan a cabo un préstamo con un nuevo cliente. No obstante si la deuda es inferior a los 6.000 € no aparecerá en la CIRBE aunque sí en otros ficheros. Como por ejemplo el fichero de morosidad de Asnef o RAI.

A pesar de que las deudas inferiores a 6.000 € no aparezcan como parte de las “deudas vivas” del futuro cliente la entidad financiera puede consultar el registro de deudas de dicho cliente. Ya que en la CIRBE se acumula su historial financiero.

Para acceder a la información de la CIRBE la entidad financiera no necesita ningún tipo de autorización por parte del cliente. Esto es así desde la aprobación Ley 44/2002 de Medidas para la Reforma del Sector Financiero.

¿La CIRBE funciona como un registro de morosos?

Lo cierto es que no. En la CIRBE solo aparecen reflejados los préstamos y créditos que el cliente ha solicitado a lo largo de su vida financiera. Igual que la deuda que permanece viva. Pero no especifica el modo en el que ha ido afrontando los pagos.

Por este motivo las entidades de crédito cruzan los datos con los ficheros de morosidad cuando un cliente les pide un préstamo.

De esta forma el prestamista tiene una visión clara de las deudas del cliente y de cómo este actúa frente a ellas. Los principales ficheros de morosidad que se consultan en estos casos son el de Asnef o RAI.

Comments are closed.

Llámenos
Contáctenos