Revender en Amazon puede convertirse en un auténtico negocio

Así lo ha demostrado un joven estadounidense que ha sido capaz de poner en marcha un negocio de reventa a través de Amazon. Con tan solo 28 años Ryan Grant ha logrado crear una empresa en menos de cuatro años capaz de facturar ocho millones de dólares con la reventa de artículos comprados en Walmart.

El germen de esta idea nació cuando todavía se encontraba estudiando en la universidad. Por aquel entonces se dedicaba a recomprar libros dos veces al año revendiéndolos posteriormente en Amazon. En total lograba obtener unos 10.000 dólares de beneficios al mes.

Aunque una vez finalizada su carrera comenzó a trabajar como contable en Minneapolis, años después decidió abandonar este empleo y poner en marcha su propio negocio basándose en los pingues beneficios que obtuvo con Amazon durante su época de estudiante.

Crear un auténtico negocio de reventa en Amazon es posible

Sin embargo su intención era llevar la empresa mucho más allá de la venta de libros. Para comenzar con esta actividad solo le hizo falta contar con la aplicación de Amazon y su cuenta como vendedor. Con ella comenzó a escanear los códigos de los productos que se vendían en los grandes almacenes Walmart para calcular el margen de beneficio que podía obtener por cada uno de ellos.

La estrategia fue muy sencilla. Adquirir en Walmart aquellos productos que le podían dar mayor margen de beneficio vendiéndolos a través de Amazon. Su anterior actividad revendiendo libros durante su época de estudiante le dio la suficiente habilidad como para valorar los beneficios que podía obtener por cada producto.

Para enviar estos artículos a sus clientes lo tuvo también claro: dejarlo en manos del gigante del comercio online. Amazon se encarga de recoger y enviar los artículos a los clientes que los solicitan.

Durante varios años Grant compaginó su empleo de contable con su trabajo a tiempo parcial de fines de semana en los que se dedicaba a escanear productos y revender aquellos que más beneficio le ofrecían. Sin embargo, cuando su trabajo como contable dejó de resultarle motivador, decidió convertir su hobby en un trabajo a jornada completa. Fue en 2013 cuando Grant empezó a dedicarse a la reventa como único sustento. En tan solo 3 meses logró obtener unos beneficios netos de 9.000 dólares al mes.

Su técnica siempre ha sido muy sencilla: adquirir los productos que más margen de beneficio ofrecen. Independientemente de lo que sean. Puede tratarse de juguetes como de electrodomésticos.

Cuando el trabajo comenzó a ser excesivo para un único miembro amplió su negocio incorporando en él a un amigo. Entre ambos se encargaban de buscar a diario productos a buen precio en las tiendas físicas.

En la actualidad Ryan Grant cuenta con un total de 11 empleados y logra 200.000 dólares de beneficios cada mes.

El poderoso negocio de la reventa

La reventa no es un negocio nuevo que solo lleve a cabo Grant. De hecho plataformas como wallapop, ebay o la propia Amazon son buenas bases para poder dedicarse a este tipo de proyectos.

La mayor parte de los proveedores que venden a través de estas plataformas son precisamente pequeñas empresas o particulares. Las buenas críticas del resto de usuarios que realizan la compra son la base para conseguir la confianza de los clientes y poder obtener beneficios.

Eso sí, para hacerlo es necesario comportarse como una auténtica empresa cuando hay quejas. Grant, por ejemplo, asume los costes en caso de que el producto no haya sido entregado adecuadamente.

Comments are closed.

Llámenos
Contáctenos