Cómo funcionan los préstamos rápidos - Capitalprivadomb

Cómo funcionan los préstamos rápidos

Una de las alternativas financieras que más adeptos está cosechando son sin duda los préstamos rápidos. Este tipo de producto ofrece la posibilidad de conseguir cantidades de dinero muy variadas en un corto espacio de tiempo.

Se trata de préstamos que carecen prácticamente de trámites y que permiten disfrutar del capital en tan solo 15 minutos. La concesión será más larga si el préstamo es más elevado.

Desde Capital Privado MB queremos explicarte cómo funcionan los préstamos rápidos y cuáles son sus características principales. ¿Te gustaría saber más sobre el tema? En ese caso, sigue leyendo.

Qué son y cómo funcionan los préstamos rápidos

Cuando hablamos de préstamos rápidos lo hacemos para referirnos a aquellos productos financieros que nos dan la oportunidad de conseguir capital en muy poco tiempo. Las entidades financieras de crédito se han especializado en este tipo de producto desbancando a otros mediadores, como por ejemplo los bancos.

Cuáles son las características principales de los préstamos rápidos

Principales características de los préstamos rápidos

Los préstamos rápidos se caracterizan sobre todo por tres aspectos principales:

  • La rapidez de concesión. Sin duda el elemento clave de los préstamos rápidos es que permiten conseguir dinero de manera prácticamente inmediata. Si se trata de cantidades que no superan los 1.000 € lo normal es que tengamos el dinero en nuestra cuenta corriente en menos de 15 minutos. Si el importe ya es más elevado el plazo de entrega puede dilatarse entre 48 y 72 horas. Dependiendo de cuál sea nuestro banco y el del prestamista.
  • La sencillez en los trámites. A diferencia de lo que sucede con la banca tradicional los préstamos rápidos son ágiles y sencillos de tramitar. No es necesario desplazarse a ningún sitio para solicitar la información ni para enviarla. Y tampoco nos veremos obligados a esperar mucho tiempo para obtener una respuesta.
  • El formato online. Todos estos préstamos se caracterizan por realizarse a través de internet. De hecho otra de los motivos por los que son tan rápidos en su concesión es que son empresas online. Podemos enviar la documentación a través de Internet y formalizar prácticamente todos los pasos por medio de la red de redes. A no ser que se trate de cantidades más elevadas, en cuyo caso habrá que firmar un contrato ante notario.

Desventajas de los préstamos rápidos

Quizá las principales desventajas de los créditos rápidos son:

  • Intereses elevados. Los intereses son otro de los elementos más característicos de estos préstamos. Los préstamos inferiores a 1.000 € que se conceden en una media de 15 minutos se caracterizan por tener unos intereses elevados. De hecho según el Banco de España estos ascienden a un 1,1 % al mes. Los plazos de devolución de este tipo de créditos suele ser de un máximo de 30 días. Aunque en la actualidad debido a la gran competencia en el sector muchas de estas empresas han llegado a ampliar los plazos incluso hasta los 90 días.
  • Posibles penalizaciones. A la hora de solicitar estos préstamos o cualquier otro producto financiero es importante revisar al detalle el contrato. En ocasiones algunas de las empresas que conceden este tipo de créditos incluyen, además de los intereses (más o menos altos) posibles comisiones y penalizaciones en caso de incumplir el contrato.

Tipos de préstamos rápidos

En general podemos dividir los préstamos rápidos en tres modalidades principales en función del plazo de amortización, del importe y de los intereses.

  • Micro créditos rápidos. Con estos préstamos se pueden obtener hasta 1.200 € aproximadamente. Se hacen efectivos en tan solo 15 minutos y sus intereses son los más elevados. Suelen rondar el 1,1 % al día. En cuanto al plazo de devolución lo normal es que no supere los 30 días.
  • Créditos rápidos. Ofrecen algo más de capital, normalmente hasta 5.000 € y disponen de más tiempo para su amortización. Puede llegar a los 36 meses. En cuanto a los intereses son algo más bajos que los anteriores y hacen efectivo el ingreso del dinero en un máximo de 72 horas.
  • Préstamos personales. Puedes disponer de cantidades verdaderamente elevadas con estos préstamos. Estas pueden alcanzar los 50.000 € sin problemas. El plazo de devolución se amplía hasta los 10 años y los intereses se calculan de manera personalizada en función de las características del préstamo.

Comments are closed.

Llámenos
Contáctenos