A la vista está que el capital privado está funcionando perfectamente para multitud de personas que necesitan obtener un crédito, gracias al préstamo proveniente de fondos particulares, una gran cantidad de ciudadanos, familias con necesidades económicas puntuales e importantes, pueden acceder a la liquidez necesaria. Por lo tanto, es preciso y conveniente conocer las características de este tipo de servicios, así como los intereses del capital privado.

 

Intereses del capital privado

 

Normalmente, las empresas de préstamo particular permiten que sus clientes puedan pagar sus créditos de una manera más cómoda y que además tengan mayor acceso a la financiación, ésta es la gran baza con la que cuenta el préstamo privado; los intereses que tienen estos créditos dependen mucho de la empresa que ofrece este servicio, en nuestro caso concreto, nuestros créditos de capital privado tienen unos intereses entre el 12 y el 15% anual, pero lo más destacable es que las cuotas se pueden pagar en plazos muy distintos, siempre a elección del consumidor.

 

Nuestros créditos de capital privado pueden retribuirse en cuotas mensuales, trimestrales, semestrales o incluso anuales. Siempre nos adaptamos a las necesidades concretas de cada usuario y esto permite que nuestros clientes se sientan aún más satisfechos, ya que no tienen la incómoda sensación de una carga económica añadida. Debemos decir, que para acceder a estos créditos únicamente es necesaria una condición, una garantía de tipo inmobiliario o de cualquier otra clase, de manera que el cliente puede avalar estos préstamos con diversas propiedades, desde el vehículos hasta bienes inmuebles, piezas de arte, etc. La única excepción son las joyas.

 

Esto significa que ofrecemos una gran variedad de opciones con la finalidad de que nuestros usuarios puedan optar por la cantidad de dinero que necesitan; pueden llegar a conseguir una cantidad máxima del 20% del valor de la garantía, está cifra depende mucho de la calidad que tengan estos avales y además de ello, proporcionamos otra posibilidad que es la del préstamo por el coche. Mediante este sistema podemos conceder dinero a nuestros clientes a cambio de su automóvil, si no cuentan con bienes inmuebles, siempre cabe la posibilidad de que tengan un vehículo que puede avalar el crédito que nosotros le concederemos.

 

Para conseguir este préstamo a cambio de su vehículo, nuestro equipo de profesionales tasa el automóvil y después le otorgamos una cantidad de dinero que estará como máximo entre el 30% o el 40% del valor de ese utilitario. Este sistema lo aplicamos de la misma manera si se trata de una moto, furgoneta, camión, etc. En definitiva buscamos que nuestros usuarios tengan las mayores facilidades posibles para acceder a la financiación que precisan, por está razón los intereses del capital privado de nuestros créditos pueden pagarse de forma muy flexible y a elección del consumidor.

 

Si tiene dudas al respecto, si necesita una cantidad de dinero concreta, no dude en ponerse en contacto con nuestra empresa ya que estamos formados por un nutrido equipo de prestamistas particulares y privados que cuentan con amplios conocimientos en temas inmobiliarios y financieros. Si se pone en contacto inmediatamente con nosotros, le atenderemos con el máximo empeño y la mayor atención.