Ahora que estamos en plena campaña de la declaración de la renta (termina el 30 de Junio) seguramente haya mucha gente haciéndose preguntas en relación a lo que pueden desgravar o no.

Y una de esas preguntas puede ser en relación a los préstamos: ¿cómo tributa un préstamo en la declaración de la renta? Pues debes saber que los préstamos en general no tributan a nivel particular, a no ser que se trate de un préstamo hipotecario (y con ciertas condiciones) o seas autónomo.

En este post vamos a ver la tributación de un préstamo en cada uno de estos supuestos. 

Relacionado: consecuencias de no pagar un préstamo personal


Los préstamos y la declaración de la renta

Los préstamos y la declaración de la renta
Los préstamos y la declaración de la renta

La declaración de la renta tiene en cuenta los rendimientos que ha obtenido una persona por su trabajo. Por tanto, a no ser que te dediques a la tramitación de préstamos (y por tanto esa sea tu fuente de ingresos) los préstamos nunca van a tributar en tu declaración de la renta. No obstante, hay algunas excepciones. En el caso de que tanto el prestatario como el prestamista sean personas físicas (particulares) el préstamo tributará de la siguiente forma.

Relacionado: cómo calcular tu patrimonio neto

Si recibes el dinero (prestatario)

Si eres un particular que recibe dinero para un proyecto personal ese dinero no es un ingreso procedente del trabajo y por tanto no se tiene en cuenta a efectos de cálculo del IRPF.

Esto no quita que dicho préstamo dé derecho a deducción en otros aspectos, como por ejemplo en el caso de usar el préstamo para reformas en una vivienda: ese gasto será considerado como trabajos de mantenimiento y tendrás derecho a deducirlos del rendimiento bruto que te dé el inmueble. Esto significa que el préstamo no tributará directamente en el IRPF pero sí que se tendrá en cuenta para el cálculo de la base del ahorro (donde se incluyen los rendimientos por alquilar inmuebles). 

Si entregas el dinero (prestamista)

En el caso de que seas tú quien entrega dinero a un tercero, deberás tributar en el IRPF por los intereses que genere dicho dinero. Estos ingresos tributan en la base del ahorro del IRPF en base a los siguientes tramos:

  • Los rendimientos hasta 6.000 € tributan a un 19%
  • Los rendimientos entre 6.000 y 50.000 € tributan a un 21%
  • Los rendimientos entre 50.000 y 200.00 € tributan a un 23%
  • Los rendimientos que superen los 200.000 € tributan a un 26%

Tributación de un préstamo si eres autónomo

En el caso de que seas autónomo y el préstamo esté destinado al desarrollo de tu actividad profesional, entonces los intereses que pagues por dicho préstamo sí que se tendrán en cuenta a la hora de calcular tu beneficio neto.

CapitalPrivadoMB

De hecho son considerados un coste que estás asumiendo para la ampliación de tu negocio (comprar nueva maquinaria o equipos, un nuevo vehículo, lo que sea…) de modo que el préstamo es considerado un coste que se deduce de tus ingresos brutos para el cálculo de tu ingreso neto por rentas del trabajo. 

También debes tener en cuenta que, aunque seas autónomo, si el préstamo va a nombre de tu empresa y lo has firmado a su nombre, entonces a ti no te afecta: el titular del préstamo es la empresa y no tú.

Tributación de un préstamo hipotecario por compra de vivienda

Tributación de un préstamo hipotecario por compra de vivienda
Tributación de un préstamo hipotecario por compra de vivienda

Te interesa: qué es el capital inmobiliario

Hasta hace algunos años comprar una vivienda a través de un préstamo hipotecario daba derecho a deducción en el IRPF, pero desde 2013 ya no es posible. Esto significa que tienen derecho a deducción en su IRPF todas aquellas personas que tengan un préstamo hipotecario firmado antes del 1 de Enero de 2013 siempre que la hipoteca se use para el pago de la vivienda habitual.

Los límites actuales de desgravación de la hipoteca en el caso de cumplir con las condiciones son:

  • Se desgrava del pago del IRPF hasta un 15% de los pagos o hasta un límite de 9.040€
  • El tramo estatal fijo es del 7,5%, y el tramo autonómico puede ser de otro 7,5% aunque varía según la comunidad autónoma

Además de las propias cuotas del préstamo, también da derecho a deducción todo aquello relacionado con el pago de la hipoteca hasta el mencionado límite de 9.040€ como por ejemplo:

  • Los gastos de cancelación (cuando se termina de pagar la hipoteca)
  • Los seguros para el préstamo
  • Las comisiones por subrogación o novación

Sin embargo recuerda que esto sólo aplica para las hipotecas firmadas hasta el 31 de diciembre de 2012.

Tributación de los préstamos entre particulares

Los préstamos entre particulares son otra de las formas de financiación que están tomando más fuerza en los últimos años (de hecho este tipo de financiación de capital privado es lo que hacemos en CapitalPrivadoMB). Los préstamos entre particulares tributan en base a lo que hemos visto anteriormente (si corresponde, se tienen en cuenta para el cálculo del ingreso neto del prestatario y tributan en la base del ahorro para el prestamista).

Tributación de los préstamos entre familiares a interés cero

Para terminar, los préstamos entre particulares sin interés no tributan en ningún caso (ya que el prestamista no obtiene ningún beneficio con la operación). Sin embargo, es muy recomendable firmar un contrato entre ambas partes donde quede claro que el préstamo es gratuito y rellenar y presentar el modelo 600 de Hacienda. 

El modelo 600 es el modelo a presentar por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, pero al tratarse de un préstamo sin interés y dinero que al final se devuelve no deberemos pagar nada por ello. Sin embargo, si no hacemos dicha presentación Hacienda puede pensar que se trata de una donación encubierta y podemos incurrir en multas y sanciones.