El concepto de “capital” es un término bastante amplio que puede describir cualquier cosa que confiera valor o con el que su propietario pueda obtener beneficio, como una fábrica y su maquinaria, la propiedad intelectual (como las patentes, los royalties y los derechos sobre marcas), o los activos financieros de una empresa o un individuo.

Relacionado: qué son los activos

Aunque el dinero en sí mismo puede interpretarse como una forma de capital, el capital se asocia más a menudo con aquella cantidad de dinero que se pone a trabajar con fines productivos o de inversión.

CapitalPrivadoMB

En general, el capital es un componente fundamental para el funcionamiento diario de una empresa y para financiar su crecimiento futuro. El capital de la empresa puede provenir de las operaciones de la misma (la propia empresa crea capital por ella misma) o obtenerse a través de la financiación vía deuda o capital social (aportaciones de socios). 

A nivel contable cualquier empresa tendrá en cuenta tres tipos de capital distintos: 

  1. el capital circulante
  2. el capital social 
  3. el capital deuda

El capital a nivel empresarial suele ser el efectivo y los activos que se mantienen u obtienen para/durante la propia actividad de la empresa. En un sentido más amplio, el término normalmente se amplía para incluir todos los activos de una empresa que tienen valor monetario, como su equipo, bienes inmuebles e inventario/stock de productos.

No obstante, fuera del mundo contable existen muchas más definiciones de capital, como veremos más adelante. 

El capital puede ser utilizado también para medir la riqueza de una empresa o persona (en este caso se denomina patrimonio neto), y también puede ser visto como un recurso que permite aumentar dicha riqueza mediante inversiones directas o inversiones en más capital. 

Como ves, el término capital es bastante amplio y engloba muchos conceptos dentro de sí mismo. En este post vamos a aclarar dichos conceptos dentro de lo posible.


El capital como término empresarial y contable

capital deuda
Se puede acceder a capital firmando un préstamo

Las empresas utilizan el capital para pagar la producción de los bienes y servicios que ofrecen con el fin de crear beneficios. Utilizan su capital para invertir en el tipo de capital necesario para crear valor añadido y así generar ingresos. La mano de obra y las máquinas dedicadas a la producción son las dos áreas más comunes de asignación de capital. Al invertir el capital la empresa busca obtener un rendimiento superior a los costes de dicho capital, sino no tiene sentido el mero hecho de poner en marcha la empresa si sólo es para perder dinero.

Estructura de capital de la empresa: el balance

El balance de una empresa permite el análisis métrico de su estructura de capital, que se divide entre activos, pasivos y fondos propios. La combinación de estos tres tipos de capital define lo que se conoce como la estructura de capital.

La financiación de la deuda representa un activo de capital en efectivo que debe devolverse a lo largo del tiempo a través de pasivos programados. La financiación de capital, es decir, la venta de acciones, proporciona capital en efectivo que también se registra en la parte de capital del balance. El capital de deuda suele tener tasas de rendimiento más bajas y estrictas disposiciones de reembolso.

Algunas de las métricas clave para analizar el capital empresarial son el coste medio ponderado del capital, la relación entre la deuda y el capital, la relación entre la deuda y el capital, y el rendimiento del capital.

El capital como medida de riqueza

A nivel nacional y mundial, el capital es analizado por los economistas para entender cómo cambia el crecimiento económico de un país o región. 

Los economistas observan varias métricas a nivel del capital, como los ingresos per cápita y el consumo o gasto per cápita o por familia, así como la inversión realizada por las empresas, el gasto público y muchas más variables, todas ellas parte de un grupo de capital u otro. El conjunto de todos los bienes que se encuentran en un país o territorio concreto es el denominado Producto Interior Bruto.

A nivel legal existen ciertas empresas que deben siempre tener cierto umbral de capital bajo su control. Por ejemplo, los bancos están obligados a mantener una cantidad mínima de capital como requisito de mitigación de riesgos (también conocido como reservas) según lo dispuesto por el Banco Central Europeo y la normativa bancaria.

Otras empresas no están obligadas a estos umbrales de seguridad, pero deben ser responsables de evaluar sus propios umbrales de capital (propio, social y deuda) para conseguir un balance saneado y una estructura empresarial sólida.

Tipos de capital a nivel empresarial

Tipos de capital a nivel empresarial
Tipos de capital a nivel empresarial

A continuación vamos a enumerar algunas de las definiciones de tipos de capital más comunes que se utilizan a nivel empresarial.

Capital deuda

Una empresa puede adquirir capital mediante un préstamo. En este caso se trata de capital deuda, que puede obtenerse a través de fondos de capital privado, un banco o un préstamo a través de un organismo gubernamental. En el caso de empresas establecidas y maduras, lo más frecuente es pedir préstamos a bancos y otras instituciones financieras clásicas y de fácil acceso. Para las pequeñas empresas que empiezan con poco dinero o empresas con ideas revolucionarias, las fuentes de capital pueden ser los propios ahorros, dinero de amigos y familiares, préstamos hipotecarios para empresas, capital riesgo, private equity o préstamos a través de organismos como el ICO. 

Te interesa: cómo conseguir capital privado

Al igual que los particulares, las empresas deben tener un historial crediticio activo para obtener capital de deuda. El capital de deuda requiere un reembolso regular con intereses. Los tipos de interés varían en función del tipo de capital obtenido y del historial crediticio del prestatario.

Capital social

El capital social puede adoptar diversas formas. Normalmente, se distingue entre capital social de aportaciones y de venta de acciones.

El capital social más común son las aportaciones de capital efectuadas por los socios como propietarios en el momento de constituir la empresa. En el caso de las acciones éstas se venden en un parqué público (la bolsa o el MAB) y cualquiera puede comprarlas y venderlas para tener una participación en dicha empresa. 

CapitalPrivadoMB

Cuando un inversor a nivel particular compra acciones, en realidad está aportando capital a una empresa. El mayor revuelo en el mundo de la captación de capital social se produce cuando una empresa lanza una oferta pública inicial (es decir, cuando sale al mercado bursátil por primera vez). Por ejemplo, las tecnológicas como Google, Facebook, Airbnb y similares causaron mucho revuelo al convertirse en empresas cotizables. 

Capital circulante

El capital circulante de una empresa es su capital líquido disponible para cumplir con las obligaciones diarias. Es decir, es aquel capital que resta después de liquidar todas las deudas y cobrar todos los derechos de cobro a favor de la empresa (facturas pendientes).

El capital circulante se puede calcular de dos formas:

  1. Activo corriente – Pasivo corriente
  2. Cuentas por cobrar + Inventario – Cuentas por pagar

El capital circulante como vemos, mide la liquidez a corto plazo de una empresa. Más concretamente, representa su capacidad para cubrir sus deudas, cuentas por pagar y otras obligaciones que vencen en el plazo de un año o menos.

Ten en cuenta que el capital circulante es sólo una medida aproximada: una empresa puede tener más pasivos que activos e incluso así mostrar un balance saneado, todo depende del sector en el que se encuentre.

Capital humano

El capital humano es el conjunto de conocimientos que aportan los trabajadores que forman parte de la empresa. El capital humano es difícilmente medible en dinero, ya que mide cuán capaces son las personas que forman parte del equipo de la empresa. No obstante, el capital humano es clave para el correcto desarrollo de una empresa, ya que la experiencia de un equipo directivo o de un conjunto de trabajadores experimentados puede significar el éxito o fracaso de un proyecto. Los profesionales de los recursos humanos son los encargados de sacar el máximo provecho del capital humano de una empresa. 


¿Capital es igual a dinero?

En esencia, el capital es dinero, con la única diferencia que algunos tipos de capital son más líquidos que otros. Por ejemplo, el dinero en efectivo es totalmente líquido (ya es dinero en sí mismo), los productos pendientes de vender (el stock) sólo están a un paso de ser dinero líquido, pero el capital social de la empresa no es líquido a no ser que la empresa se disuelva y los socios recuperen su inversión (y para ello se necesita un conjunto de pasos bastante largo). Sin embargo, a efectos financieros y empresariales, el capital suele considerarse desde la perspectiva de las operaciones actuales y las inversiones en el futuro.

El capital también puede tener un coste. En el caso de la deuda (pedir un préstamo para comprar una máquina), se trata del coste de los intereses necesarios para el reembolso de ese préstamo. En el caso del capital social de una empresa con acciones, el coste es la distribución de dividendos a los accionistas.