El capital riesgo, conocido también como private equity por sus siglas en inglés, engloba todas aquellas estrategias de inversión que canalizan financiación directa o indirecta de empresas no cotizadas, es decir, empresas privadas que no cotizan en bolsa.

Se trata de un sistema de financiación alternativa a las vías tradicionales y que es muy común en empresas con dificultades financieras. En este artículo, conoceremos todas las ventajas y desventajas que presenta el private equity, así como sus características principales.


¿Qué es el capital riesgo?

Como hemos mencionado anteriormente, el capital riesgo también se conoce como private equity y forma parte de las vías de financiación alternativas a las tradicionales. Cuando hablamos de financiación alternativa, hacemos referencia a aquellos procesos de financiación que operan paralelamente a la financiación clásica, como la bancaria o la financiación a través de organismos públicos y el Gobierno. 

Operativa general del capital riesgo

Operativa general del capital riesgo
Operativa general del capital riesgo

Una de las principales operaciones que realizan las empresas que se especializan en private equity es la compra-venta de empresas. El objetivo principal es tomar la propiedad de una empresa y realizar una reestructuración interna para poder obtener, al venderla, un margen mayor.

Los inversores que aportan su capital, no lo hacen con interés de mantener sus participaciones en la compañía durante un largo período de tiempo, sino que ayudan a la empresa en su fase de crecimiento para que se revalorice. Se trata de inversiones que se caracterizan por tener mucho potencial, pero un elevado riesgo. 

Principales características del capital riesgo

Principales características del capital riesgo
Principales características del capital riesgo

El capital riesgo es una de las muchas formas alternativas de financiación que están en pleno auge y expansión a día de hoy. Sus características como actividad financiera son las que siguen:

  • Proporcionar recursos a empresas a medio-largo plazo.
  • Tiene una permanencia de carácter limitado.
  • Generalmente, se centra en aquellas empresas que no cotizan o que no son financieras.
  • La financiación suele producirse en tres casos: en etapas de arranque, para expansión o bien para reestructuración.
  • Su finalidad es la creación de valor.

¿El capital riesgo es financiación alternativa?

Sí, cualquier método de financiación que opere paralelamente a las vías tradicionales se considera financiación alternativa. Existen diversos tipos de financiación alternativa como el crowdfunding, el venture capital o los business angels.

Cada vez nos encontramos con más sistemas alternativos a la financiación tradicional, en gran parte por el auge y crecimiento de las nuevas tecnologías. Es un sector que se encuentra en pleno desarrollo en nuestro país, ya que ofrece numerosas ventajas respecto a otras vías, especialmente ahora, debido a la crisis de financiación provocada por la pandemia de la Covid-19

Ventajas del private equity

Ventajas del private equity
Ventajas del private equity

El private equity se caracteriza por ofrecer grandes ventajas respecto a las vías tradicionales de financiación, como las entidades bancarias o organismos públicos. A continuación, veremos los más destacados: 

  • Tiempo de respuesta muy rápido: las instituciones oficiales como los organismos públicos y también las entidades bancarias, acostumbran a demorarse bastantes semanas para dar respuesta a las solicitudes de financiación que reciben. Para entenderlo, hay que comprender que necesitan mucha documentación y que reciben miles de solicitudes cada día. Esto provoca que, aquellas empresas que necesitan obtener financiación de forma inmediata, se encuentren ante la imposibilidad de agilizar el proceso a través de estas vías tradicionales, y decidan buscar una alternativa como la financiación alternativa. Eso se debe a que se reducen los tiempos de respuesta que hay en todos los procesos y trámites de la operativa, pudiendo dar una respuesta en cuestión de días.
  • Financian operaciones de riesgo superior: otro aspecto a tener en cuenta es que, las vías de financiación tradicional como los bancos, no conceden préstamos a personas jurídicas que se encuentran en situación de sobreendeudamiento, que tienen la CIRBE elevada o deudas pendientes con la Seguridad Social o Hacienda. Estas operaciones se consideran de riesgo debido a la insolvencia y alta probabilidad de impago. No obstante, si optamos por otros métodos como el capital riesgo, podremos conseguir la liquidez que nos hace falta incluso si nos encontramos con alguna de las problemáticas citadas previamente.
  • Acceso a financiación de forma alternativa: hay muchas ocasiones en las que una empresa no puede acceder a las vías tradicionales de financiación, ya que no cumplen con los requisitos requeridos, que cada vez son menos laxos. Con el capital riesgo, se abre una vía alternativa para que estas empresas puedan recibir una inyección de liquidez. 
  • Desarrollo del proyecto: cuando se produce una operación de capital riesgo, la empresa no obtendrá los recursos proporcionados por los inversores, sino que además podrá beneficiarse del asesoramiento, las relaciones y la experiencia de los mismos.

Principales inconvenientes del capital riesgo 

No es oro todo lo que reluce, por lo que una operación de capital riesgo también entraña riesgos y ciertas desventajas para la empresa:

  • Nuevos socios: cuando se produce esta operativa, la empresa debe permitir que el inversor se convierta en socio de la empresa. Esto puede significar que se pierde autonomía y poder de decisión.
  • Venta: cuando se produce la posterior venta de la empresa, llega el momento de repartir los beneficios. Esto puede producir discrepancias al tener que valorar las participaciones.

¿Quieres financiación a través de canales alternativos? 

Si quieres financiarte a través de canales privados puedes ponerte en contacto con CapitalPrivadoMB ahora mismo mediante nuestra página de contacto, llamando por teléfono al 93 242 69 55 o enviando un correo electrónico. En menos de 24 horas se pondrá en contacto contigo uno de nuestros asesores para resolver cualquier duda que puedas tener, ampliar información y empezar a estudiar tu situación e informarte sobre los siguientes pasos a seguir. Además, este asesor te acompañará durante todo el proceso.

No lo pienses más y contacta con nosotros de inmediato, estaremos encantados de poder ayudarte.