El apalancamiento financiero es una herramienta de lo más útil para poder mejorar la situación económica de nuestra empresa o poder asumir inversiones importantes. No obstante, ¿sabes cómo calcularlo y exactamente en qué consiste? Te lo contamos todo en este nuevo post.

¿Qué es el apalancamiento financiero?

Se conoce como apalancamiento financiero a la herramienta o mecanismo de carácter financiero que nos ayuda a aumentar nuestro capital de inversión a través de sistemas de endeudamiento (u otros). En otras palabras, el apalancamiento consiste en endeudarse para invertir (recurrir a deuda).

Al recurrir a la deuda, el usuario puede invertir más capital del que tiene gracias a dicha prestación extra de financiación. Este proceso permite que podamos realizar cualquier tipo de inversión aunque no tengamos todo el dinero para ello. Al mismo tiempo, se puede maximizar la rentabilidad de lo invertido por la implicación de más capital.

CapitalPrivadoMB

Como puedes suponer, el término apalancamiento financiero viene del vocablo «palanca», que significa «impulso». En este caso, el hecho de apalancar una operación de carácter financiero significa impulsar su desarrollo mediante deuda u otros mecanismos. Por tanto, hablaremos únicamente de apalancamiento financiero cuando existe una rentabilidad prevista para la inversión realizada, cosa que lo diferencia del concepto de crédito.

Relacionado: qué es el private equity


¿Para qué sirve el apalancamiento financiero?

¿Para qué sirve el apalancamiento financiero?
¿Para qué sirve el apalancamiento financiero?

El uso del capital externo en el apalancamiento financiero permite incrementar los ingresos por ventas en relación a los que podemos llegar a conseguir si financiamos una actividad únicamente con fondos propios. Por tanto, podemos decir que el apalancamiento financiero nos permite dotarnos de mayores recursos cuando necesitamos exponernos a una operación de inversión en el mercado. Si una empresa decide apalancarse, sólo podrá obtener beneficios siempre que el coste del capital sea menor que la rentabilidad de la operación.

El apalancamiento financiero puede ser necesario para poder aumentar el patrimonio empresarial


Cómo calcular el apalancamiento financiero

Para poder calcular el apalancamiento financiero, es habitual aplicar una fórmula muy sencilla.

El apalancamiento es igual a dividir 1 entre el valor de la inversión total, sobre la cantidad de recursos propios invertidos:

Apalancamiento financiero = 1 / (valor de la inversión/recursos propios invertidos)

Ejemplo de cálculo de apalancamiento financiero

Imaginamos que disponemos de 50.000 euros para comprar acciones de una empresa y estas tienen un coste de 10€ por cada una de ellas, con lo que podríamos comprar 5.000 acciones.

Ahora imaginemos que al cabo de un tiempo, el precio por acción pasase de 10€ a 15€ por acción. Si en ese momento decidimos vender, el resultado de la operación sería de 5.000 acciones a 75.000€. Esto significa que hemos obtenido 25.000€ de beneficio con una inversión de 50.000€, es decir, una rentabilidad del 50%. 

Sin embargo, si acudimos al apalancamiento, para comprar dichas acciones habremos tenido que pedir dinero prestado, por lo que entonces el margen real de la operación sería algo menor.

En el caso de que hubiésemos perdido dinero con la operación, no sólo hubiéramos perdido el dinero invertido sino que todavía deberíamos asumir el coste de los intereses.

Ventajas e inconvenientes del apalancamiento financiero

Ventajas e inconvenientes de apalancarse
Ventajas e inconvenientes de apalancarse

Como hemos mencionado, la fórmula del apalancamiento financiero está pensada para conseguir la máxima rentabilidad con un capital del que no disponemos. No obstante, existen un seguido de ventajas e inconvenientes que debes conocer:

Ventajas:

  • Permite incrementar la rentabilidad de la inversión
  • Permite acceder a inversiones a las que no podríamos acceder con capital propio
  • Normalmente no es necesario aportar el 100% de capital propio
  • Permite salvar situaciones de crisis accediendo a financiación elevada
  • Normalmente el beneficio obtenido es mayor a la inversión inicial
  • No está limitado a un solo tipo de inversión, sino que puede aplicarse a cualquier campo

Inconvenientes:

  • Genera ciertos intereses que hay que pagar, aunque la operación no salga bien
  • En operaciones a corto plazo hay un riesgo elevado de incurrir en pérdidas
  • Se trata de una operación de riesgo que puede llevar a una situación de insolvencia para la empresa

Relacionado: qué es el direct lending y también qué es el venture capital


Diferencias entre apalancamiento financiero y créditos o préstamos

Es muy común que la gente no distinga entre apalancamiento financiero y un crédito o préstamo «clásico», ya que el principio básico operativo es el mismo: endeudarse para invertir en una operación. No obstante, es importante matizar las diferencias entre ambos.

En el apalancamiento financiero se produce un endeudamiento con el fin único de obtener una rentabilidad mayor a través de los fondos prestados. Sin embargo, en el caso del crédito el capital se puede destinar a cubrir necesidades diferentes.

CapitalPrivadoMB

Apalancamiento financiero para las empresas

La fórmula del apalancamiento financiero es extremadamente útil para aquellas empresas que tienen una escasez de fondos propios, pero con gran capacidad para captar crédito para realizar una inversión. Como el objetivo principal es conseguir rentabilidad a largo plazo, son muchas las empresas que optan por comprar y vender inmuebles, aunque no lleguen a darles usos propios. Asimismo, también se puede invertir en otros bienes, en bolsa o en compra de participaciones. 

La banca de inversión es habitual que ofrezca avales bancarios para acceder a operaciones de apalancamiento financiero

Aprovechar el efecto apalancamiento

Tras ver las ventajas e inconvenientes que puede conllevar el apalancamiento financiero, es necesario especificar que se trata de una estrategia muy buena siempre que se tenga conocimiento de lo que se hace en el mercado, así como una exhaustiva gestión del capital y el riesgo que puede conllevar. Por ello, es de vital importancia aprovechar los beneficios que nos puede aportar el apalancamiento y buscar gestores que tengan amplia experiencia y trayectoria profesional. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que a través de un fondo de inversión?

Estos fondos realizan inversiones usando el apalancamiento financiero para que la rentabilidad se vea aumentada. Los riesgos disminuyen de forma considerable debido a los siguientes factores:

  • Diversificación de la cartera de activos
  • Análisis y decisiones llevados a cabo por profesionales
  • Gestión profesional del capital y el riesgo
  • No se pueden usar altos niveles de apalancamiento por cuestiones legales

Esto significa que a pesar de usar el apalancamiento financiero, se hace de una forma controlada y bajo normas sumamente estrictas. Además, no hay que olvidar la gran capacidad que tienen los gestores de fondos de inversión y los beneficios de diversificar los activos, que nos permiten aprovechar al máximo los beneficios de operar en mercados con capitales superiores al nuestro.


¿Necesitas financiación para tu empresa?

CapitalPrivadoMB está especializada en financiar a empresas y autónomos mediante préstamos con garantía inmobiliaria:

Contacta con nosotros sin compromiso